Desborde y Descarga Backhaul – Nacimiento de una Aplicación Satcom Clave

September 18, 2013 | By More

La industria satelital es conocida por su flexibilidad y adaptabilidad; razón por la cual es comunmente utilizada de distintas formas para llenar huecos dejados por falta de disponibilidad de alternativas terrestres. Sin embargo,  hay también momentos en los cuales disrupciones del mercado en conjunto con tecnología creativa estimulan usos con amplia aceptación e impacto en el más grande espacio de las telecomunicaciones.

Este podría ciertamente ser el caso para el surgimiento de redes de desborde y descarga backhaul, que podrían pronto transformarse en nuevas expresiones de moda en la industria en la medida que una serie de condiciones parecen confluir para que la industria satelital aproveche la oportunidad y ofrezca al sector móvil nuevas soluciones complementarias.

offload

De Backhaul  2G a Backhaul 3 y Más Allá.

El desarrollo de soluciones satelitales de backhaul 2G a mediados de la década pasada ayudó a los operadores móviles a extender la cobertura del servicio hacia ubicaciones sub-atendidas, con baja densidad poblacional o distantes, particularmente en el mundo en desarrollo.

La transición de un ambiente móvil centrado en la voz hacia otro centrado en los datos ha hecho que más recientemente la atención se enfoque en backhaul 3G, pero el menor ARPU trajo desafíos para cerrar el caso de negocio utilizando capacidad satelital FSS convencional. Las plataformas de satélites de alto throughput (HTS por sus siglas en Inglés) en todo el mundo están viniendo al rescate del modelo de negocios de backhaul 3G, achicando la brecha económica asistidos por tecnologías transporte satelital avanzado y optimización cellular.

La próxima fase en backhaul celular vía satélite consistirá en inteligentemente enrutar el tráfico basado en servicio móvil y volumen de tráfico en ambientes de backhaul híbridos (terrestre + satelital). Los principales ingredientes estimulando descarga/desborde satelital son el tráfico móvil de datos creciendo exponencialmente (ver mediciones de Ericsson), la proliferación de plataformas HTS y el desarrollo de tecnología inteligente de optimización de backhaul. Estas últimas dos combinan CAPEX de bajo costo, costos de ancho de banda comparables con los terrestres e inteligente formas de gestionar el tráfico bajo demanda sobre los enlaces terrestres y satelitales.

Mobile Data and Voice Traffic

Total (uplink + downlink) Tráfico Móvil Mensual Mobile  (PetaBytes) – Fuente: Ericsson Mobility Report, Agosto 2013

Descarga (offload) y desborde (overflow) han sido temas calientes en el mundo móvil pero principalmente en el contexto de ambiente de última milla (RAN). El rápido crecimiento de datos en ambiente móvil está presionando a las redes celulares, una situación que ha alentado a los operadores a implementar estrategias de descarga como el uso de WiFi o el agregado de femtoceldas. Pero hay otra historia desarrollándose detrás de escena, que tiene que ver con cómo el crecimiento del tráfico afecta las demandas de redes de backhaul en ubicaciones urbanas, suburbanas y remotas.

Los operadores móviles están pragmáticamente adoptando estrategias para mitigar estas cuestiones pero el desafío de mantener la experiencia de usuario se incrementa de zonas urbanas hacia suburbanas y remotas, en la medida que expandir la capacidad backhaul se vuelve menos atractiva económicamente.

Soluciones de Backhaul Satelitales vs Tradicionales: CAPEX y OPEX

El uso de desborde/descarga satelital puede encontrar gran receptividad en áreas que utilizan soluciones de backhaul móvil tradicionales, efectivamente extendiendo el mercado de backhaul satelital más allá de las localidades de difícil acceso. Actualizar redes de backhaul tradicional, tales como enlaces de microondas para abastecer un volumen mayor de tráfico es gestionable para el tráfico de voz, pero el acelerado crecimento de demanda en datos y su inherente menor ingreso hace que el proceso sea económicamente más difícil para los operadores. Aumentar la capacidad de enlaces de backhaul tradicionales típicamente involucra el agregado de equipamiento de comunicaciones en múltiples ubicaciones (ejemplo: puntos finales y repetidoras), lo que cuesta decenas de miles de dólares en CAPEX. Una sola terminal satelital puede absorber picos de tráfico (desborde) e inteligentemente enrutar el tráfico de usuario (descarga) basado en la aplicación, tal como el video (que consume más ancho de banda) enrutado por el satélite, mientras que el tráfico de voz (que es sensible al retardo) enrutado por al enlace terrestre.

Las redes de descarga y desborde vía satélite serán moduladas por las siguientes tendencias en la industria:

  • Globalización de HTS : Con historias de éxito en Norteamérica, Asia Pacífico y Europa, las plataformas HTS están proliferando en todo el mundo y en una variedad de formas: de sistemas totalmente integrados (ej.  Hughes o ViaSat) a sistemas abiertos (ej. Intelsat EpicNG). Tal variedad permitirá un número de usos y modelos de negocio.
  • Migración Celular hacia IP: La inevitable migración a IP hace que los servicios de backhaul satelitales sean más “virtualiizables”, efectivamente permitiendo el uso de plataformas de transporte de terceros.
  • Crecimiento Exponencial de Datos Móvil: Los satélites históricamente se han beneficiado durante disrupciones de demandas de tráfico porque su indiferencia a la distancia puede flexiblemente apoyar necesidades de ancho de banda. Inclusive en áreas con alta densidad poblacional, lleva tiempo resolver los problemas de congestión de tráfico en enlaces backhaul pero una solución basada en equipos satelitales puede rápidamente (en menos de un día) ser instalada en las radiobases. Esto mejora la experiencia de usuario (inmediatamente elimina la congestión) mientras el operador gana tiempo para hacer una ingeniería y desplegar una solución de backhaul terrestre.
  • Terminales de bajo costo y alta velocidad: Facilitado por el mercado de gran volumen de consumo, la fabricación de terminales HTS ha llegado a un punto de escala que permite conectividad de alta velocidad a un bajo CAPEX. Ls terminales cuestan cientos de dolares, lo que es despreciable visto en el contexto de una macrocelda y dentro del orden de costo de despliegies de femtoceldas.
  • Acumulado de capacidad HTS multi-haz:  Los operadores de plataformas HTS pueden aprovisionar ancho de banda conjunto que puede ser dinámicamente asignado a los diferentes haces en base a la demanda, efectivamente extendiendo la economía HTS a zonas geográficas más amplias y eliminando la necesidad para el operador móvil de adquirir una cantidad fija de capacidad por haz.
  • Desarrollo en tecnología de optimización inteligente: La optimización celular ha avanzado mucho y actualmente permite dobles dígitos de ahorros porcentual en capacidad en redes backhaul 2G y 3G. Backhaul de descarga /desborde extenderá estas capacidades y ofrecerán la asignación dinámica de ancho de banda en entornos híbridos terrestre-satelital.

Resumiendo, habrán un conjunto de escenarios donde el OPEX satelital será ampliamente justificado por los ahorros en CAPEX de red que serían de otra forma necesarios para gestionar picos de tráfico y crecientes demandas por capacidad backhaul. En el contexto de una industria diversificando usos (y base de clientes) de los sistemas HTS más allá de banda ancha a consumidores, las redes de descarga/desborde de backhaul por satélite podrían eventualmente ser importantes en impulsar el crecimiento de ventas de terminales HTS, equipos de optimización y ancho de bada HTS a través de haces.

Share post with friends

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Google Plus
  • Email

Category: ANALISIS

About the Author ()

Carlos Placido is an independent consultant with twenty years of progressive experience in the areas of telecom consulting, business development, engineering and R&D. With focus on emerging satellite markets and technology, he has conducted numerous strategic consulting projects as well as research and management activities, including global market research studies for Northern Sky Research (NSR), business development support for technology vendors and project management at Telefonica. Until 2004, Carlos led a development team at INTELSAT, where he was responsible for identifying and validating future satcom uses of emerging video and IP data technologies. Carlos is also contributor and administrator for Satcom Post, an online professional knowledge-sharing platform. He holds an engineering degree from the University of Buenos Aires and an MBA from the University of Maryland, Smith School of Business.

Comments are closed.