Emiliano Kargieman, CEO @ Satellogic

June 4, 2013 | By More

El 26 de Abril 2013 Argentina puso en órbita su primer nano-satélite. Se trata de un desarrollo de la empresa Satellogic en colaboración con INVAP, que actuó como incubadora del proyecto, y con financiación del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de Argentina y de inversores privados.

La denominación técnica del satélite es CUBEBUG-1, aunque fue bautizado “Capitán Beto” en homenaje al cantautor argentino “Flaco” Spinetta y su canción, quien falleció en el 2012 durante el desarrollo del nano-satélite. Emiliano Kargieman, CEO de Satellogic (y fan de Spinetta) gentilmente accedió a brindarnos esta entrevista personal en un café del barrio de Palermo en Buenos Aires.

 emiliano kargieman satellogic

Background

SP:  Cuéntanos un poco sobre ti, tu background y como llegaste a fundar Satellogic.

Kargieman: Estudié Matemáticas en la Universidad de Buenos Aires y mi background profesional es más bien en software: fundé seis empresas en esta industria incluyendo Core Security Technologies, que desarrolla productos de software de seguridad informática para el mercado global.

Realmente no fue hasta el 2010 que me interesé por la industria satelital, luego de participar de un programa dentro del centro de investigación Ames, de  NASA, en Silicon Valley. Allí fue donde empecé a madurar la idea de diseñar y construir nano-satélites.

Acostumbrado al ritmo de innovación y los tiempos de desarrollo y ejecución de proyectos de software, me sorprendió el estado de la industria satelital. Me encontré con una industria con muy poca innovación, muy poco dispuesta a tomar riesgos, con ciclos de desarrollo demasiado largos y monolíticos, y modelos de gestión de ingeniería muy antiguos. Algunas de estas prácticas son justificables en una industria con costos de fabricación y puesta en órbita de cientos de millones de dólares, y dónde es muy difícil arreglar algo si sale mal. Pero el contraste de esta situación con la industria IT me dejó pensando, y me pareció un interesante espacio para explorar maneras de acelerar dichos tiempos y, en cierto modo, bajar las barreras  de entrada para iniciativas científicas y de exploración espacial. Los nano-satélites son muy funcionales a estos objetivos.

Fui así que en el 2010 regresé a Argentina, cerré un acuerdo con INVAP S.E. para incubar el proyecto en sus laboratorios en Bariloche,  y me contacté con Gerardo Richarte (también de Core Security Technologies) para comenzar a trabajar sobre las ideas que hoy son Satellogic. Hoy somos 13 personas que trabajan full-time en el proyecto de construir estos nano-satélites, y tenemos una extensa red de proveedores en Argentina. Con Capital Beto ya lanzado y operando, nuestros esfuerzos de desarrollo están ahora enfocados en el segundo satélite, que será lanzado desde Rusia a partir de Julio y se llamará Manolito, en homenaje al gran humorista argentino Quino.

Características

SP: Cuéntanos sobre las características técnicas principales de “Capitán Beto”

capitan-beto-650x450

Nano-satélite CUBEBUG-1

Kargieman: Se trata de un satélite de demostración  tecnológica categorizado dentro de los denominados nano-satélites, por su peso y prestaciones. Sus características son:

  • Peso: 2Kg
  • Tamaño: 20 cm de altura x 10 cm x 10 cm de lado
  • Lanzamiento: 26 de Abril 2013 desde el Centro Espacial de Jiuquan en China, mediante un cohete LongMarch 2.
  • Orbita: LEO Polar, orbitando a una altitud de 630 km y a una velocidad orbital de 27.000 kilómetros por hora. Da una vuelta completa a la tierra cada 93 minutos.
  • Nombre de Bautismo: Capitán Beto
  • Denominación Técnica: CUBEBUG-1
  • Comunicaciones:
    • Banda de Frecuencia: En banda abierta de radio-aficionados de UHF, frecuencia 437.445 Mhz
    • Ancho de Banda: Narrowband, con velocidad de transmisión de 1200 a 9600 bps
    • Potencia: 5W de pico de generación (con celdas solares), y 1 W de potencia de radio.
  • Centro de Comando: Comandado desde el Radio Club Bariloche, San Carlos de Bariloche.
  • Principales componentes: El satélite lleva tres equipos de estudio:
    • Una giróscopo o rueda de inercia (para controlar su actuación en el espacio),
    • Una  cámara de baja resolución para tomar fotos de las estrellas.
    • Una computadora para vigilar su navegación.
    • Baliza: Cada 15 o 30 segundos envía un paquete de datos a sus controladores.

Misión

SP: Generalmente estos desarrollos tienen una misión especifica, cual es la misión de Capitán Beto?

Kargieman: El Capitán Beto es el primer paso dentro de objetivos a más largo plazo. El principal objetivo de este primer satélite fue validar la plataforma de nano-satélites que diseñamos, y varios componentes de diseño y fabricación propias, junto con la factibilidad de fabricar localmente nano-satélites y de operarlos en órbita. Podemos decir que el primer objetivo, esta prueba de concepto, ya es exitoso.

Nuestro objetivo más amplio y de largo plazo tiene que ver con la democratización del espacio. Apuntamos a generar una plataforma que pueda acercar las posibilidades de poner tecnología en el espacio a un espectro más amplio de jugadores, desde laboratorios de investigación a universidades, colegios, individuos y pequeñas empresas. Estos satélites pueden cumplir misiones científicas específicas, o servir como plataforma de pruebas de tecnología especial para futuros satélites. Por ejemplo, nuestro socio, INVAP, está actualmente desarrollando los satélites geoestacionarios ARSAT-1 y ARSAT-2 y en un futuro pueda tal vez apoyarse en nano-satélites como los que desarrollamos para probar nuevas tecnologías antes de incorporarlas en un proyecto más costoso, como es un satélite de comunicaciones.

Costos y Financiación

SP: Cuales son los Costos y modelos de financiación para estas iniciativas?

cubebug-1aKargieman: La plataforma tecnológica fue financiada por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de Argentina y también con aportes de inversores privados y socios estratégicos. Esto incluyó el diseño, calificación en tierra y de proveedores locales de componentes. Los componentes fueron seleccionados de forma tal que le permita a universidades, pequeñas empresas o institucionales, la fabricación y uso de satélites con componentes locales para fines de experimentación científica, imágenes, comunicaciones y demostraciones tecnológicas.

Si bien hubo un importante esfuerzo económico inicial debido al desarrollo y validación de la plataforma, donde tuvimos un aporte del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación productiva de pesos $6.300.000 (alrededor de $1.5 millón de dólares) que nos permitió afrontar algunos de los costos de única vez. El costo incremental para nuevos satélites una vez finalizado el diseño es de alrededor de 40.000 dólares, lo que está al alcance de universidades, pymes y otras instituciones con presupuestos moderados.

El costo de lanzamiento no es alto tampoco, y se encuentra en el mismo rango, entre unos 30 y 50 mil dólares el kilo. Lo que se hace es montar al nano-satélite a un lanzador cuya misión principal sea poner en orbita un satélite más importante y pesado. Dada la proliferación de satélites con misiones en órbita baja, nos encontramos ahora en una etapa histórica donde hay muchos lanzamientos programados, y estándares mecánicos a los que llegó la industria nos brindan la oportunidad de poner nano-satélites en el espacio con cada uno de estos lanzamientos. En nuestro caso, el lanzamiento se hizo con un cohete chino cuya misión principal fue la de poner un satélite de tele-observación Chino, a la que se sumó otro proyecto de nano-satélite ecuatoriano y otro turco

Los lanzadores cobran por peso, y como los nano-satélites son livianos, esto baja mucho el costo. Naturalmente el costo por kg es entre dos y cuatro veces más que para satélites que pesan miles de kilos por una cuestión de escala y porque los nano-satélites implican un pequeño riesgo adicional para la misión.

Vida útil

SP:  Cual es la vida útil de un nano-satélite?

Kargieman: La vida útil de los nano-satélites es entre 2 y  3 años. El factor determinante es la vida útil de la batería, dados los ciclos de carga vía energía solar y descarga (cuando el satélite orbita en el lado oscuro) que se dan con tanta frecuencia al girar la tierra en 90 minutos. Esto provoca que con el tiempo la eficiencia de la batería se deteriore. Naturalmente se sobredimensiona la duración de la carga para que con el gradual deterioro, el satélite pueda ser utilizable hasta unos tres años.

Plataforma

SP: Cuéntanos sobre la interesante iniciativa de nano-satélites “Open Source” que persigue Satellogic – Objetivos de plataforma abierta y diferencias con el programa Norteamericano Cubesat

cubebug-1bKargieman: Nuestro objetivo es que en el futuro la operación del satélite será abierta a radioaficionados y entidades de todo el mundo que quieran aprovecharlo. Hoy mismo radioaficionados de todo el mundo están compartiendo con nosotros información que bajan del satélite tal como temperatura y otros parámetros de salud internos.

Pero Satellogic va más allá de abrir la operación: abrimos el diseño mismo y también el software. Tanto el software como el hardware, y el diseño mecánico, serán de plataforma abierta y estarán disponibles para aficionados, universidades e institutos de investigación.

La posibilidad de fabricar satélites mil veces más baratos que los satélites tradicionales marca un hito en la historia de la industria satelital. Hoy es posible aprovechar tecnología comercial con componentes de consumo, muchos de fácil acceso como la que se utiliza para fabricar teléfonos celulares y computadoras, que nosotros modificamos para construir componentes espaciales como una computadora de a bordo, una rueda de inercia y una cámara de baja resolución que tomará imágenes de la tierra y las estrellas.

Por lo tanto, nosotros apuntamos a una plataforma de nano-satélites totalmente open source, en su hardware, su software y su operación. Somos pioneros en esta iniciativa, si bien nos apoyamos en trabajos anteriores, como los parámetros mecánicos de la plataforma de Cubesats, desarrollada en los Estados Unidos por un conjunto de universidades y luego adoptada por los lanzadores para estandarizar las interfases con los vehículos de lanzamiento.

Coordinación

SP: Puedes darnos una idea del proceso de coordinación para nano-satélites y de riesgos asociados con lanzar y operar este tipo de satélites?

Kargieman: El proceso de coordinación no es tan tedioso como para los satélites geoestacionarios de comunicaciones. Es necesario la coordinación con los organismos internacionales como la UIT, apoyándose en los organismos gubernamentales locales y con el soporte de las agencias espaciales. Pero no es un proceso difícil y cualquier país está facultado para lanzar este tipo de satélites sin mayores trabas, y, de hecho, hay iniciativas de nano-satélites proliferando en otras regiones.

En cuanto a los riesgos, el lanzamiento es naturalmente una etapa crítica para cualquier tipo de satélite y los nano-satélites no son la excepción. Nos alegramos (y relajamos) cuando escuchamos los primeros signos de vida (baliza) de Capitán Beto, pero es claro que el capital en juego es muy bajo en este tipo de satélites, lo que les da un interesante valor como plataforma de validación de tecnologías en el espacio.

Usos Futuros

SP: Cuales son los posibles usos actuales y futuros de los nano-satélites?

Kargieman: Los nano satélites posibilitan múltiples aplicaciones científicas y educativas. Hay muchas oportunidades para el uso de estos satélites, tales como:

  • Posicionamiento: Aprovecharlos como plataforma accesible de posicionamiento (GPS) para naciones en desarrollo.
  • Technology Readiness: prueba de desarrollos tecnológicos para su certificación espacial para futuro uso en costosos satélites
  • Observación: de tierra  (clima y atmósfera) y estrellas
  • Remote sensing: Utilización como relay entre redes de sensores (scada /m2m)
  • Comunicaciones y TV: Si bien esta aplicación está limitada por su bajo peso y potencia, no descartamos posibles usos futuros en comunicaciones posibilitados por las ventajas de la órbita baja.

Share post with friends

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Google Plus
  • Email

Tags: , , , , , , ,

Category: ENTREVISTAS

About the Author ()

Carlos Placido is an independent consultant with twenty years of progressive experience in the areas of telecom consulting, business development, engineering and R&D. With focus on emerging satellite markets and technology, he has conducted numerous strategic consulting projects as well as research and management activities, including global market research studies for Northern Sky Research (NSR), business development support for technology vendors and project management at Telefonica. Until 2004, Carlos led a development team at INTELSAT, where he was responsible for identifying and validating future satcom uses of emerging video and IP data technologies. Carlos is also contributor and administrator for Satcom Post, an online professional knowledge-sharing platform. He holds an engineering degree from the University of Buenos Aires and an MBA from the University of Maryland, Smith School of Business.

Comments are closed.